Formateando la mirada

6Hace algún tiempo, no recuerda exactamente cuándo, las piernas de Cristina dejaron de andar porque  no sabían qué camino elegir.

Hoy, con una taza de té y una libreta, se apresura a la terraza. Ha decidido formatear su vida, eliminar los virus que la han paralizado, salvar las experiencias que han merecido la pena y reiniciarse ligera de peso.

Mientras coge el bolígrafo, recuerda una frase que su madre le decía de niña: “Lo que no mata engorda”. En este caso su experiencia le hace pensar: Lo que no me mata me puede enseñar a vivir.

Con este objetivo en mente, empieza a identificar sus virus:

  • La Crítica.
  • El Pesimismo.
  • El Perfeccionismo.
  • La Postergación.
  • La Resistencia a los cambios
  • La Culpa.

Y en su lugar decide activar:

  • La Aceptación.
  • La Esperanza.
  • La Humildad.
  • La Fuerza de Voluntad.
  • La Flexibilidad.
  • El Perdón.

La experiencia de los últimos meses le ha ayudado a comprender que para poder encontrar el camino primero tenía que  aprender a verlo.

Y con la tranquilidad de saber que está preparada, Cristina se levanta; acaricia sus piernas, sonríe haciendo un guiño a sus pies y  da el primer paso…

Share Button