Entrevista a Javier Mancebo. Estudiante de Ciclo Formativo Superior T.F.A.D

Era el primer día de clase, acababa de empezar el taller “Ábrete Paso” dirigido a jóvenes y Javier fue el primero en llegar.  Su aspecto tímido y observador dejó paso en cuestión de minutos a un alumno participativo, que preguntaba y reflexionaba invitando al resto de sus compañeros a pensar.

Fueron 16 horas en las que tuve el placer de observar su transformación desde la inseguridad a la ilusión por perseguir su vocación.

Más allá del curso hemos seguido en contacto y ha colaborado conmigo compartiendo su experiencia con niños  que estaban siguiendo un programa especial para evitar que abandonaran los estudios. 

Javier Mancebo.doc

Hoy me acompaña en este espacio por si hay algún joven que haya pasado por su misma situación y le puede servir.

 

 

¿Cómo te definirías Javi?

Me considero una persona sociable, que me gusta el deporte, ayudar a las personas, hacerlas reír y que se sientan bien. Ahora estoy  estudiando el ciclo  formativo Técnico Superior en Animación y Actividades Físicas y Deportivas (TAFAD), también he realizado el curso de monitor sociocultural  y cuando puedo realizo voluntariado y entreno a niños a jugar al balonmano.

 ¿Cuál es tu sueño?

Mi sueño es poder dedicarme en un futuro a lo que me gusta y sentirme realizado. Desde siempre me ha gustado el deporte y las decisiones que he ido tomando han estado encaminadas a conseguirlo, aunque el camino no ha sido siempre fácil.

 Un momento que no vas a olvidar…

Recuerdo uno de los momentos en que pensé rendirme: estaba en segundo de bachiller, estaba a las puertas de terminar para poder empezar lo que realmente me gustaba; pero no aprobé tuve que repetir.

Aquel día en el que tuve que recoger las notas, fue un martes, me acuerdo perfectamente y vi que no lo había conseguido, no se me olvidará nunca.

Había sido un año duro, había dudado si servía para estudiar, había asignaturas que no me gustaban y había hecho un gran esfuerzo para pasar los exámenes.

Y me pregunté: ¿qué hago ahora?, ¿me rindo?, ¿sigo intentándolo?

Y aunque estaba muy desmotivado y cabreado me dije: ahora que he llegado hasta aquí no voy a tirar la toalla; lo mas difícil ya esta hecho.

Las piezas fundamentales en ese momento para mí fueron mis padres, mis amigos y algunos profesores.

A estas edades los padres hacen lo que pueden. Damos materias complicadas y algunas incluso muy complejas, y el que te digan: levanta, estudia, sigue, un poco más, ¿lo sabes todo?…, fue su forma de ayudarme y se lo agradeceré siempre.

En cuanto a los amigos, son tu segunda familia, fueron mi gran apoyo, sabían la situación en que me encontraba e intentaban sacarme una sonrisa siempre que podían. Los considero también pieza clave.

Y los profes… Aunque me dieron mucha caña, hay que saber entenderlos.

Mi perseverancia y fuerza de voluntad me hicieron seguir adelante. Pero lo más importante, aunque suene muy poético, fue creer en mí mismo y en mis posibilidades, y también aprender a escuchar a la gente y abrirme a otras cosas.

Y así lo hice; creí en mí mismo, me aferré a algo y luché por ello. Y a día de hoy estoy consiguiendo lo que me propuse aquel día: empezar a estudiar el ciclo que quería.

 ¿Qué recomendarías a los jóvenes que estén en una etapa de tomar  decisiones en relación a sus estudios?

Les animo a que reflexionen, que  escuchen y busquen información y que luego tomen sus propias decisiones. Para abrirte paso hacia tu sueño es necesario saber lo que te motiva y comenzar a estudiar. Ese camino puede ser más o menos fácil y va requerir esfuerzo y sacrificio, por eso es importante que sepas que luchas por lo que te gusta.

 ¿Crees que hay suficiente información para orientar a los jóvenes en estas situaciones?

Hay escasa información. Y es una de las razones por las que  muchos dejan de asistir a clase y no quieren buscar su vocación o camino profesional.

 ¿Tu lema?

 Nunca dejes que nadie te diga que no lo puedes hacer. Porque si luchas por ello estoy seguro de que algún día, cuando menos te lo esperes, se abrirá una puerta.

Share Button