Testimonios

8Maribel. Responsable de Ventas.

Mis sesiones con Alicia me proporcionaron una visión de mí misma y del mundo que desconocía por completo. Aprendí a valorarme y aceptar todo lo que me rodea. Una vez que alcancé la estabilidad en mi vida personal lo extrapolé a mi vida profesional y el resultado ha sido espléndido.

Me he convertido en una persona feliz a la que le encanta su trabajo y valora a las personas que comparten con ella su día a día. Sus sesiones son ahora parte de mi trabajo con los miembros de mi equipo.
Alicia me enseñó que si deseas algo y cambias tu actitud cambiará tu entorno y sus circunstancias. Cambiando la perspectiva consigues el objetivo. Aprendí a vivir con pasión y aprovechar todas las oportunidades y momentos que la vida me ofrece.

Mi objetivo en mi primera etapa fue ordenar mi vida, valorarme y … ¡conseguido!

Alberto. Estudiante Medicina.

«Hola! soy Alberto, y seguí un proceso de orientación profesional con Alicia el año pasado. Ese proceso me ayudó a conocerme mejor a mí mismo y a elegir mi vocación profesional con seguridad. Ahora estoy en primero de carrera y me siento como pez en el agua. Ha sido un acierto y agradezco la ayuda de Alicia en facilitarme esta elección. ¡Os lo recomiendo !

Jessica. Doula. Raíces de Madre.

Cuando empecé con Alicia yo estaba en una etapa que no sabía en concreto a qué dedicarme. Había finalizado auxiliar de enfermería pero no era a lo que me quería dedicar. Me salían trabajos temporales que no me llenaban y hacía tiempo que había dejado de buscar trabajo. Tenía claro quería trabajar con niños y madres pero no sabía cómo podía hacerlo. En el trabajo que realizamos juntas me hizo ver mi talento y me animó a reflexionar, a buscar y a creer en mí.

En este proceso me ha guiado hacia lo que hoy es mi pasión. Me he formado como Doula y acompaño a mujeres embarazadas en el parto y en la crianza de sus hijos. Me asesoró sobre mi marca y he creado Raíces de Madre, que representa un sueño hecho realidad aportando mi granito de arena en el empoderamiento de la mujer.

Cristina. Terapeuta Ocupacional.

Cuando conocí a Alicia, me encontraba en un momento de mi vida un tanto extraño y desolador. Tanto a nivel profesional como personal no me encontraba muy allá, no estaba a gusto, no encontraba qué hacer, no sabía hacia dónde dirigirme…

Un día me llamaron para hacer un curso de búsqueda activa de empleo, al cual me apunté y aprendí que buscar empleo es un trabajo, el más duro de ellos quizá. Alicia, con su punto de vista de la vida, me animó a ver las cosas de otra manera, a mirar un poco más allá, a no ser tan pesimista, a intentar cambiar mi situación actual, a poner medios para salir adelante… Tras estas charlas, que por cierto se quedaron cortas, espabilé y decidí hacer algo en mí día a día, algo más que buscar empleo desde Internet y agobiarme porque no tenía dinero para ampliar mis estudios.

Me animé y me hice voluntaria en un par de asociaciones, a través de las cuales aprendí a trabajar en colectivos que no conocía y crecer como persona, ofreciendo ayuda a personas que lo necesitaban. Como una compensación a mi dedicación y esfuerzos, me ofrecieron trabajar en uno de esos centros durante una temporada. Tras este empleo luego encontré otro, en el cual estoy trabajando actualmente y continúo ejerciendo como voluntaria en otra asociación.

Además, ya no sólo se vio modificada mi vida profesional, sino que también a nivel personal y emocional todo cambió, a mejor por supuesto. Pienso que será por que empecé a estar a gusto conmigo misma y era entonces, cuando podía disfrutar de la gente que me rodea y de mi misma.

Cuando pienso en Alicia y en lo que ha cambiado mi vida a mejor en tan solo un año, solo tengo buenos recuerdos, buenas palabras, buenos sentimientos… Me gusta saber que siempre está ahí, que se alegra de verdad cuando consigues darle un giro a tu vida, que valora los esfuerzos que hacemos para seguir adelante y sobre todo, me gustan sus consejos, siempre los tengo muy en cuenta porque es una de las personas que hablan desde el corazón y calan hondo en tu vida.

Gracias por todo.

Miriam. Asesora Imagen & Formadora.

Mi experiencia personal con Alicia ha sido de crecimiento personal y evolución constante. He pasado de ser una persona la cual se infravaloraba, a tener más confianza en mí misma y valorarme más en todos los aspectos de mi vida.
Lo que más me gusta de ella es la fuerza y la positividad que te trasmite. Es capaz de contagiártela y ponerte las pilas de golpe, como yo le llamo, chute de energía!!

Lidia. Responsable Administración.

Alicia me ha ayudado a soltar unas creencias que me limitaban y me hacían pasar por un estrés incontrolable y a ver las cosas con otras gafas. Ahora me valoro más y soy menos rígida a los cambios.

Otro aspecto que también me ha ayudado son las sesiones de Reiki. Después de las sesiones mi estado es totalmente diferente, me ayuda muchísimo a ver y sentir las cosas de otra manera. También me mejoró la ciática que tenia durante el embarazo. Solo puedo recomendar sin duda a Alicia, tiene un ángel que la hace única, aportando confianza, seguridad y sobretodo resultados.

Amparo. Formadora y Asesora de Imagen.

Ha sido viaje hacia lo más profundo. He sido capaz de reconocer la esencia que somos, permitirme ser yo misma y alcanzar metas que creía inalcanzable. Saber que cada momento es un instante de la vida y por duro que pueda parecer no deja de ser maravilloso. En resumen, me he enamorado de la vida .

Invito a cualquier persona que lo necesite a viajar hacia su propio UNIVERSO y descubrir cualidades maravillosas de sí mismo.

Juanjo. Consultor

Tras una etapa con muchas dificultades de mi vida, tanto en el aspecto personal como profesional, con gran esfuerzo, logre estabilizarme y salir a flote de nuevo. Había llegado el momento de aprender de todas las vivencias que, hasta el momento, había experimentado; había llegado el momento de saber el por qué de mis decisiones y reacciones; había llegado el momento de conocerme. El problema es que no sabía por dónde empezar.

Desde que hablé por primera vez con Alicia, supe que era la persona ideal para servirme de guía en este camino de autoconocimiento. Porque eso es. Te abre los ojos. Te ofrece herramientas para que tú las utilices. No te predispone. Te alienta.

Te deja trabajar a tu ritmo. Está ofreciéndome más de lo que habría imaginado.

Todo este proceso me está sirviendo para saber donde estoy, quién soy, dónde no quiero estar, quien no quiero ser y la dirección que tomar. Poder plantear un escenario donde desarrollarme y ser, al menos, en el porcentaje que se pueda, feliz.»

Luis. Especialista en Mármol.

Quería contar mi caso y dejar constancia de él. Como todas las personas he pasado una larga temporada desastrosa, de esas que a veces nos superan a las personas. Ves como poco a poco tu vida escapa a tu control y pasar por esos momentos de angustia me llevó a buscar ayuda. Ahí es donde entra en escena Alicia.

No sé cómo será para los demás, pero sé lo que significo y como cambio mi vida: entre otras cosas tenía respuesta a mis preguntas, muchas veces hacía que me contestase yo mismo, a veces incluso a preguntas que no se me hubiese ocurrido hacerme.

La orientación aunque comenzó por temas profesionales abarcó mi proyecto de vida personal. Uno de mis aprendizajes fue comprender que vivimos en un mundo tan veloz y competitivo que siempre vamos corriendo sin dar suficiente tiempo a las cosas que de verdad importan, crecemos y nos formamos muy rápido, a veces a costa de sacrificar cosas que eran verdaderamente importantes para el desarrollo de nuestra personalidad y nuestras carencias.

Hasta ese momento yo creía estar en paz con mi pasado, lo cierto es que no es bueno mirar adelante sin más, eso a veces nos hace olvidar quién verdaderamente somos. Ahora si estoy verdaderamente en paz con mi pasado, no necesito volver a él, porqué a día de hoy alimento las carencias que tuvo el niño que fui, y eso me permite vivir como un adulto pleno.

A día de hoy me siento fuerte y estoy empezando proyectos que se que antes no me habría atrevido.

Ya no entiendo la felicidad como solo una meta, sino como un camino del que he aprendido a disfrutar cada paso que doy. He encontrado profesionales que parecen mecánicos, sustituyen una pieza que no funciona por otra, pero en Alicia he encontrado sobretodo humanidad, creo que es una de esas personas bendecidas con algún tipo de don que les permite verdaderamente conectar con la persona que trata, o al menos así fue conmigo.

Transmite cariño y humanidad, y eso se nota, creo que con esa actitud a cualquier persona de las que buscamos ayuda nos es más fácil recibirla y actuar en consecuencia.

Ricardo. Emprendedor. Artesano.

Gracias Alicia por tu curso, corto, pero muy intenso . Me faltaba ser yo , y gracias a ti estamos en Bruselas es un comienzo pero como tu decías siempre adelante . Un abrazo muy fuerte y un saludo de un alumno de Petrer.